Como Cada año las "Beneides de Sant Antoni"

 

La cordillera noroccidental de Mallorca, que se levanta desde el canal de Sa Dragonera hasta el Cap de Formentor, tiene en su falda norte los lugares más hermosos de la isla.
Cinco pueblos miran desde esta ladera al mar: Estellencs, Banyalbufar, Valldemossa, Deyá y Sóller. Los otros dos muncipios que componen esta Serra de Tramuntana son Escorca y Pollença y sus lugares habitados miran hacia el mar por el oeste o estan en un valle entre montañas.

Estellencs, uno de los pueblos mas pequeños de la isla, se levanta encantador al pie de las montañas, cara al mar, contando dentro de su nucleo urbano principal con unas 170 casas. Las calles estrechas y empinadas nos hacen pensar que quiza hayamos salido de la isla y estemos dentro de un pueblo de montaña de cualquier cordillera importante de el resto de la Europa mediterranea.

Estellencs es muy rico en agua y se ven los distintos huertos compuestos por hermosos bancales que se encuentran regados por la tela de araña de acequias que distribuyen el agua de las distintas fuentes y que utilizan para el riego de los huertos que alli encontraremos. Ademas del edificio del Ayuntamiento que es tan sencillo como cualquier construcción del municipio, una antigua torre de Can Tem alemany, junto a la que se levanta una palmera, recuerda la amenaza a que estaban sometidos los habitantes por parte de los berberiscos, y su terraza se encuentra a unos 155 metros sobre el nivel del mar.
A la parte superior del pueblo se le llama S'Arrabal, y en la plaza se encuentra la Iglesia de San Juan Bautista que fue construida en 1422, añadiendosele una parte mas reciente para evitar su ruina; existe en la torre un reloj de sol con la inscripción "any 1699".

Continuará



t.o palmamedia